Experiencias


One of a kind: año nuevo en Sídney

El 31 de diciembre siempre es una fiesta. Donde quiera que estés habrá buenas energías y ganas de festejar un nuevo comienzo. Y cada lugar tiene sus costumbres, sus comidas típicas, sus creencias y su festejo propio. Seguro escuchaste alguna vez que en Brasil, por ejemplo, hay que vestir de blanco o que hay que usar ropa interior de color rojo, totalmente nueva. En Noruega es tradición comer arroz con leche y en Filipinas la ropa con lunares trae buena suerte.

Cada país tiene sus formas. Hay algunos con celebraciones tan icónicas que se convirtieron en eventos de importancia internacional y te obligan a que las vivas al menos una vez en la vida. Australia es conocida por ser uno de los primeros países en recibir el nuevo año y Sídney sabe como festejarlo. Siendo la ciudad más grande de Oceanía, no se puede esperar menos.

Chequeá también las playas de moda de Punta del Este, según una especialista en vacaciones top.

La bahía de Sídney, donde se encuentra su fascinante Casa de la Ópera, es el punto de encuentro de mas de un millón de personas el último día del año. Algunos se instalan por la mañana para asegurar un buen lugar, otros se alejan de las multitudes sin dejar de tener una vista privilegiada al show que habrá por la noche. El primero es a las 9 pm. y el segundo (y más fascinante) es a medianoche. Y con mucha emoción, los residentes y turistas esperan el impresionante espectáculo de fuegos artificiales (y probablemente, nunca hayan visto algo igual). Un show de luz y color al pie del agua, con una privilegiada vista del puerto y la ciudad. Los fuegos artificiales explotan en el cielo celebrando el nuevo año que llega antes que en la mayor parte del mundo.

Siendo uno de los eventos más importantes del mundo para festejar esta fecha, el 31 de diciembre ¡tenés que estar ahí!

¿Y vos? ¿Ya fuiste?

Chequeá también el bar que tenes que visitar este verano si te quedas en Buenos Aires.