#muyMustique


Behind the scene: Juan Martín del Potro

febrero 13, 2019

A un partido de ganar su segundo US Open, se consagró como el más grande del tenis argentino actual. Amado por la gente y adorado por sus propios colegas (Đoković declaró que su fortaleza lo inspiró para volver al tenis luego de tantas operaciones), Delpo alcanzó el puesto número 4 del mundo. En esta nota exclusiva para Mustique, charlamos con el actual Testimonial de Rolex, la casa de relojes suiza que acompaña a varias disciplinas del deporte. Elegante y misterioso, Delpo luce los modelos más sofisticados de la marca en este shooting imperdible.

¡Mirá el video del back!

PING PONG

Un amigo que te dio el tenis: Machi González.

El Grand Slam que más te gusta: el US Open.

La cosa más loca que te sucedió durante un torneo: En los Juegos Olímpicos de Río, me quedé encerrado en un ascensor durante 40 minutos antes de jugar mi primer partido contra Đoković.

Un amuleto antes de un partido: Un antivibrador con forma de trébol de cuatro hojas.

Un gusto que te permitís en tu vida como deportista: Facturas con crema pastelera.

Un tenista retirado con el que te gustaría jugar un partido amistoso: Lleyton Hewitt.

ENTREVISTA

Muchos dicen que no sos de carne y hueso, que sos como un superhéroe. ¿Cómo lograste volver a empezar tu carrera en el tenis?

Tuve la mala suerte de sufrir varias lesiones que me obligaron a alejarme del tenis durante bastante tiempo. En 2015, pensé en retirarme y ver qué quería hacer con mi vida. Afortunadamente, mi familia y mis amigos más cercanos me alentaron a hacer un último intento y consultar a mi médico sobre la posibilidad de realizarme otra cirugía. Prepararme para el regreso fue un camino largo y difícil, pero por suerte recibí mucho amor y apoyo de los que me motivaron.

La gente siente euforia y pasión por tu juego. ¿Qué se siente recibir tanta energía?

Es una sensación increíble. Siempre trato de dar lo mejor de mí y pelear hasta el último tanto. Creo que el público lo percibe. Espero que ese sentimiento me acompañe durante el resto de mi carrera.

Recién regresás del US Open. ¿Es verdad que es uno de los torneos más difíciles porque el público es muy ruidoso?

El público de Nueva York es muy especial y disfruto mucho jugar ahí. Me han tratado muy bien en todos estos años y siempre me alientan hasta el final. También me han ayudado a sobrellevar muchos partidos difíciles, que no habría podido ganar sin ese apoyo. Este año, sentí más que nunca a la tribuna porque estaban mis amigos de la infancia alentando en todo momento.

¿Cuál es el logro más extraordinario que te gustaría alcanzar en el tenis?

He tenido la bendición de haber alcanzado muchos grandes logros. Ganar el US Open en 2009 fue un momento decisivo en mi carrera. Con solo 20 años, tenía que jugar contra Roger Federer, uno de los más grandes de todos los tiempos, así que las probabilidades definitivamente no estaban a mi favor. Jugué mi mejor tenis en los momentos decisivos y, contra todos los pronósticos, di una de las mayores sorpresas de mi carrera. Además, me encanta jugar para mi país, y tuve la suerte de dar lo mejor con la remera celeste y blanca puesta. Los años 2012 y 2016 fueron muy especiales para mí, porque gané medallas olímpicas para Argentina y logramos el título de la Copa Davis por primera vez en la historia.

¿Qué tenés ahora que antes no tenías y que mejora tu juego?

Creo que mi slice mejoró en los últimos dos años. Tuve que usarlo mucho al volver a jugar, mientras recuperaba mi mano izquierda, y ahora me siento cómodo usándolo como alternativa al revés a dos manos.

¿Qué hacés para relajarte después de un partido?

Me gusta pasar tiempo con mi equipo y mis amigos. Casi siempre tomamos mate y hablamos de otras cosas que no sean tenis.

¿Qué es lo más difícil en la vida de un deportista?

Viajar y estar lejos de mi familia y mis amigos. La vida de un deportista es muy demandante y muchas veces extrañás estar en tu hogar y con tu gente.

Estamos celebrando el hecho de que sos Testimonial Rolex. ¿Con qué valores de la marca te sentís más identificado?

Ser Testimonial Rolex es un honor. Es una marca extraordinaria, todo un ícono, y me siento tremendamente orgulloso de formar parte de la familia. Yo siempre intento dar lo mejor de mí mismo, dentro y fuera de la cancha. Siempre aspiro a la excelencia y creo que ese es un valor que comparto con Rolex.

Si pudieras volver atrás en el tiempo, ¿qué le dirías al joven Delpo?

Le diría: “El cuerpo te va a doler más cuando seas grande, pero no olvides disfrutar cada momento en la cancha. Tenés que estar agradecido por todas esas cosas”.

¿Cuáles son tus tres relojes Rolex favoritos?

Milgauss, DateJust 41, Sky Dweller.

¿Encontrás alguna similitud entre un Rolex y un Grand Slam?

Sí, Rolex es una marca histórica e icónica, al igual que los Grand Slams. Esos torneos son escenarios del tenis más importante del mundo y, a lo largo de la historia, las leyendas más importantes de este deporte han aspirado a ganarlos. Creo que es natural que Rolex patrocine el Australian Open, Wimbledon y el US Open.

¿Querés leer la revista completa? Hacé click acá