#muyMustique


The one and only: Lady Gaga

marzo 19, 2019

¿Quién no conoce a Lady Gaga? Pero detrás de ese consagrado apodo está Stefani Joanne Angelina Germanotta, la persona que hizo de todo para convertirse en ese gran personaje (aunque las dotes definitivamente son innatas). Neoyorkina de nacimiento, realizó todos sus primeros pasos en la ciudad de la furia. Estudió canto, baile, teatro, y se convirtió en activista y diseñadora de moda, aunque sus destrezas se notaron desde chiquita. Mi mamá cuenta que cuando yo tenía tres años me ayudaba a subir al piano para tocar las teclas. Años después, empecé clases y, un día, papá me dijo que si lograba tocar “Thunder Road” de Bruce Springsteen me regalaba un piano de cola. Después de intentarlo varias veces, lo logré, contó en una entrevista a MTV. Y a partir de ahí su vocación se hizo notar cada vez más.

Algunas de las fotos excéntricas que sube Lady Gaga a su cuenta de Instagram. ¡La amamos!

THE BEGGINING

Mientras se dedicaba a la música, pero sin éxito, Stefani componía para artistas como Pussycat Dolls, New Kids on the Block, Fergie o Akon, que usaban sus letras. Pero todo eso iba a cambiar. En 2006, cuando estaba tocando en el Lower East Side algunos covers, conoció al productor musical Rob Fusari (¡con quien tuvo un affaire!). Y ahí nació Lady Gaga (¿sabías que el apodo es en honor a la canción Radio Gaga de Queen?). Su primer show en este nuevo rol fue junto a la artista Lady Starlight y se llamó Lady Gaga and the Starlight Revue. ¿Quién la escuchó? Akon, que dijo: Quiero a esa chica para mi discográfica. Así nació su primer disco, The Fame.

THE BOOM

El primer single del álbum, “Just Dance”, apareció en abril de 2008, y casi de inmediato fue número uno en países como Estados Unidos (con más de 400.000 descargas digitales), Canadá, Australia y el Reino Unido. Además, logró con él su primera nominación a los Premios Grammy. Pero todo explotó aún más cuando se lanzó el tema “Poker Face”, que directamente alcanzó el top chart en más de 20 países (incluido el Billboard Hot 100 en abril de 2009). Con eso se confirmó que su estilo synthpop estaba más que instado. Por eso, su disco se convertiría en uno de los más vendidos de la historia. Y cuando todo va bien, llega siempre… ¡la gira!

THE TOURS

Al tiempo que sus singles empezaban a ser número uno y sus videos arrasaban en la televisiones y sobre todo en Internet, Lady Gaga dejaba huella. Peinados imposibles, maquillajes extremos, vestuario cósmico, escenografía sofisticada, coreografías hasta pornográficas, excentricidades y declaraciones explosivas a la prensa (como cuando se declaró hermafrodita). Las miradas sin duda estaban en ella. Y entonces, llegó su segundo disco: The Fame Monster. El primer single, “Bad Romance”, ya era un boom (hasta Alexander McQueen lo usó para su pasarela de primavera/verano 2009). El impacto no pudo ser más espectacular. Lo mejor es que, además de las buenas críticas, el propio video de la canción superó las doscientas millones de visitas en YouTube, y se convirtió en el más visto de la historia. Y acá fue donde nació lo que ella misma definió como la primera ópera electropop, que llegó con su gira a los 5 continentes. ¿Las entradas? ¡Totalmente agotadas!

THE GRAMMYs

En 2010, Lady Gaga ya era un hit y fue entonces cuando obtuvo seis nominaciones a los Premios Grammy. La artista se llevó a su casa tres gramófonos por Mejor Video Musical de Formato Corto, Mejor Interpretación Femenina Vocal Pop y Mejor Álbum de Pop Vocal. Además, recibió 13 candidaturas a los Video Music Awards, de las cuales ganó 8.

Lady Gaga en su Enigma Show en Las Vegas acompañada por TUDOR. Ella es embajadora de la campaña #borntodare de la marca. 

BORN THIS WAY

Su tercer álbum podemos decir que fue sin dudas su himno a la aceptación y al respeto. En Born This Way, habla sobre la tolerancia hacia las diferencias en cuanto a la raza y la preferencia sexual. Pregonó que no importa a quién ama uno (si es a Dios o a otra persona), lo importante es estar de acuerdo con tus convicciones. Un disco que contó además con colaboraciones de lujo, como Paul Blair, Jeppe Laursen o Clarence Clemons, músico de la E Street Band de Bruce Springsteen, que aparece en el tema “The Edge of Glory”.

Lo mejor es que de la mano de ese álbum nació en 2012 la Fundación Born This Way (en ella trabaja su mamá, Cynthia) que promueve iniciativas para ayudar a los jóvenes en temas como confianza propia, lucha contra el bullying o desarrollo profesional, y utiliza la movilización social como uno de los medios para lograr un cambio positivo en la sociedad. Lady Gaga fue víctima del acoso durante mucho tiempo y por eso esta lucha que emprende es tan personal. En varias entrevistas confesó: Todo el mundo se reía de mí en el colegio, y cuando quería llorar, una de mis compañeras me decía: ¿Querés llorar? ¡Sos patética!

THE JAZZ

¡Y donde hay 2, hay 3 y 4! El cuarto disco de Lady Gaga se llamó Artpop y tiene sencillos como “Dope”, “Applause”, “Do What U Want”, “Venus” y “Aura”. Además, en esa época nos sorprendió lanzando su propio perfume (Fame), que tuvo un gran éxito de ventas en los Estados Unidos. Poco tiempo después, sacó al mercado su segunda fragancia, que llevó por nombre Eau de Gaga. Pero la artista no dejó de trabajar y, poco tiempo después del lanzamiento de Artpop, se atrevió a probar suerte con el jazz en el disco Cheek to Cheek, haciendo dúo con Tony Bennett. ¿El resultado? Un premio Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Pop Vocal Tradicional por ese trabajo.

Fue entonces cuando vino el quinto disco, que lleva su segundo nombre, Joanne. Aunque en verdad lo hizo en honor a su tía que murió de lupus, una enfermedad crónica y degenerativa que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. Ese disco incluye sencillos como “Million Reason”, “Perfect Illusion”, “Diamond Heart” y “Angel Down”.

A STAR IS BORN

Pero el último y gran boom de Lady Gaga fue su interpretación en Nace una estrella, la película que protagoniza con Bradley Cooper y trata sobre la historia de Jackson Maine (Bradley Cooper), un reconocido cantante de música country que se enamora de Ally (Lady Gaga), una mujer con una extraordinaria voz que está en busca de la fama. Juntos forman un poderoso dúo que lleva a Ally al éxito, pero no sin complicar su relación amorosa. Si ya viste la película seguro te enamoraste, y si no, tenés que verla. Ahora, ¿cuánto sabés de ella? Primero que nada, esta es la cuarta versión que se hace. La original estuvo nominada a siete Academy Awards. Bradley Cooper no solo es el actor principal de esta película sino también el director, y para interpretar a Jackson Maine, tuvo que aprender a tocar el piano y la guitarra. La canción “La Vie en Rose” de Edith Piaf no solo es la primera que canta Ally en escena, sino la que hizo que Gaga obtuviera el papel. Aunque “Shallow” se lleva todos los aplausos: ya se llevó el Globo de Oro y el Critics’ Choice Award, y es una de las favoritas para llevarse el Oscar.