Viajes


Si te faltaban razones para escaparte México, nosotros te vamos a terminar de convencer

julio 15, 2019

¿Vos también morís de ganas de hacerte una escapada a la playa? Estos días de frío nos dan ganas de teletransportarnos inmediatamente a alguna fantástica playa y disfrutar del calor del sol al pie del mar. Así que imaginate esto:

Te despertás y ya empezás bien el día porque escuchas el ruido del mar desde tu cama. Con un pie afuera, te vestís súper ligera y te vas camino a la playa. Eso sí, no sin antes comerte un rico y fresco desayuno. Frutas, jugos, yogures de todos los sabores y un despliegue de panes y tostadas para que elijas el que más te gusta para empezar el día con pilas. Pero no en cualquier lado vas a tener estos mimos, el Hotel Riu Palace Mexico está hasta en el último detalle de tu estadía.

Deberías saber que la playa empieza justo donde termina el hotel, tan cerca que no te vas a dar cuenta del límite. Y si hay algo que caracteriza las costas de Playa del Carmen son sus palmeras, la arena blanca y el súper mar turquesa que completa el horizonte. Y con ese escenario enfrente tuyo… ya sabés que tenés un día espectacular por delante.

El gran dilema es, ¿tomar sol todo el día o ponerte las pilas y hacer alguna actividad? Por suerte en el Hotel Riu Palace Mexico podés hacer desde volley hasta jugártela un poco más y probar windsurf, kayak, body board y si te animás, sumergirte bajo el agua, hacer snorkel. No hay mejor momento que las vacaciones para probar cosas nuevas y quizás encontrás tu nuevo deporte favorito.

Después de un largo día en una de las costas más lindas del caribe, vos elegís como terminarlo. Podés correr a tu habitación, pedirte room service (que podés hacerlo las 24h del día) y hacer 100% fiaca o también podés aprovechar la tardecita en la pileta con un rico cocktail en la mano. Una de las cuatro piletas del Hotel Riu Palace Mexico tiene el bar adentro de la pileta para los fanáticos del after office (sin la parte del “office”).

Aunque algunos ni lo van a dudar y para cerrar el día van a elegir una tarde de relax en el spa. Detox en el sauna, descanso en el jacuzzi y como un “mimo extra” podés elegir alguno de los masajes y tratamientos corporales preparados especialmente para garantizarte un momento descanso absoluto.

No hay mejor forma de cerrar el día que con una rica comida, y una vez más, podés elegir lo que más te tiente. “La Dolce Vita” es el especialista en cocina italiana y una buena pasta nunca falla y si querés jugártela un poco más, “Miyagi” te trae algunos típicos platos japoneses. Aunque te recomendamos, al menos una vez, probar las exquisiteces de la cocina local en “La Bodega”. Y esas son solo tres de las alternativas gastronómicas que ofrece el hotel, solo tenés que descubrirlas.

Con todo lo que te contamos, no te falta nada. ¿Qué estás esperando para reservar tu estadía?