#muyMustique


AMG: las iniciales del mejor deportista

mayo 10, 2019

Hay algo en las siglas AMG que genera una vibración en todo el cuerpo. ¿Será la incertidumbre de qué significan estas tres letras? ¿O serán los autos que las llevan inscriptas en su carrocería? A Hans Werner Aufrecht y Eberhard Melcher les pareció más conveniente elegir una letra de cada uno de sus nombres y unirlas a la primera de su ciudad de origen, Grossaspach. Así nace AMG, la abreviación más excitante del mundo de los autos deportivos.

AMG GT C roadster

En manos de estos dos ingenieros alemanes, se conjugó la rama de Mercedez-Benz que no acepta un no por respuesta. Todo es posible bajo la mirada creativa e innovadora de las siglas AMG. Y como la vanguardia es una de sus arterias vitales, la automotriz alemana llega con dos nuevas propuestas a la Argentina: AMG GT C y GT 63s. Diferentes por fuera pero con un ADN superdeportivo en común.

El primero, un roadster, ligero como el resto de su clase y con una evidente sensualidad en sus curvas. El AMG GT C llega con una innovadora propuesta para el mundo de los descapotables deportivos. Se presenta con un largo capó que esconde un motor V8 biturbo de 4,0 litros y amplias tomas de aire en sus laterales que acentúan su potencia.

GT 63s

Pero el GT 63s también tiene mucho para contar con su llegada. Un diseño elegante y refinado, sintetizado en un coupé de cuatro puertas. El techo tiene un carácter plano que cae abruptamente hacia la parte trasera. Una vez dentro, el volante AMG Performance da lugar a una experiencia de manejo única. Es de cuero y con la zona de agarre de manos hecha de microfibra dinámica e interruptores adicionales para facilitar la conducción. Además, este modelo incluye la posibilidad de agilizar el manejo con el AMG Drive Unit, que permite, por ejemplo, establecer programas de conducción predefinidos. Aunque haya que probarlo para sentir la verdadera adrenalina que genera manejarlo, sin dudas, el GT 63s sabe cómo cautivar a los fanáticos del automovilismo deportivo.

 

The reborn

Todo éxito merece una actualización para no perder su encanto. Algo similar pasa con los modelos AMG GT S y AMG GT R de Mercedes-Benz. Similar porque su encanto no lo va a perder jamás (y la actualización es siempre acertada).

AMG GTS R

Sus modificaciones son casi invisibles, pero sobre las calles se evidencian en la soltura del andar. Los principales cambios se ven en detalles de su exterior. Como en el rediseño de los faros LED High Performance y en la remodelación de las diferentes salidas de escape de cada modelo: uno con carcasas cromadas redondas, y el otro de forma trapezoidal y cromado. En el interior, incorpora botones de control táctil y visualizador del cuadro de instrumentos íntegramente digital, y además tiene tres estilos de visualización de serie.

Pero esas son solo algunas de las modificaciones más evidentes. Los modelos AMG GT S y AMG GT R se reinventan para estar siempre un paso adelante de lo que imaginamos que vendrá en la categoría deportivos.