#muyMustique


Cuando la solidaridad traspasa fronteras

agosto 3, 2020

Help Argentina es una organización sin fines de lucro que funciona como un puente entre las donaciones de potencias del exterior a organizaciones y proyectos solidarios en la Argentina. Hablamos con Lloyd Nimetz, presidente y cofundador de la organización, y con Jimena López, directora ejecutiva, para que nos cuenten de qué se trata el proyecto.


¿Cómo surge la idea de crear una organización para ayudar a la Argentina?
LN: La idea surgió en 2002 durante la crisis de ese año. Al principio no fue pensado como una organización, fue un pequeño proyecto de dos jóvenes (Julian Bedel y yo) recién recibidos de la universidad. Lanzamos una campaña para apoyar proyectos que combatían la desnutrición infantil en la Argentina, porque si un bebé no recibe el alimento requerido en los primeros dos años de vida, no tiene chances en este mundo. Lo vimos como una inversión más estratégica. Con la ayuda de Ashoka Argentina y algunos líderes del sector social argentino, identificamos tres de los mejores proyectos solidarios y donamos casi 100.000 dólares. Durante ese proceso, muchos nos comentaron que faltaba un puente entre los donantes en el exterior y las organizaciones de la sociedad civil en la Argentina. Después de nuestra experiencia, decidí dedicarme full time a establecer esa organización “puente” para facilitar la vida de esas organizaciones y atraer y procesar donantes que provengan del exterior.

En su slogan llevan la frase “we make it easy to give”. ¿Por qué?
LN: En Estados Unidos, existe una fuerte cultura del donar, además de los incentivos fiscales a las donaciones realizadas a organizaciones 501 (c) (3). PILAS/Help Argentina fue constituida desde el año 2002 como una organización de ese tipo para residentes en Estados Unidos que quisieran donar a la Argentina. Somos la herramienta que les permite hacer esto, con confianza y transparencia.

¿Por qué surge PILAS?
LN: PILAS siempre fue parte de la visión, desde los primeros años. Al principio, queríamos enfocarnos solamente en la Argentina y no queríamos crecer hasta no lograr un impacto local. Llegó un momento en el que decidimos que valía la pena ofrecer nuestra cross-border fiscal sponsorship a organizaciones en otros países de América Latina. Nos cuesta muy poco y les brinda el mismo valor como a las que operan solamente en la Argentina. Con más escala, podemos ganar economías de escala para ayudar aún más a nuestras organizaciones miembro. La estrategia de PILAS nos permite crecer mas rápido y tener mayor impacto social.

¿Cuál es el mayor problema que enfrentan las organizaciones sin fines de lucro hoy en día?
JL: Tanto en la Argentina como en el resto de Latinoamérica, el problema es la escasez de recursos económicos con los que cuentan. La principal fuente de dinero de las ONG son las donaciones de individuos y empresas. Lamentablemente, en la Argentina estas son limitadas. Existen dos principales razones: por un lado, es poco el incentivo fiscal a donar en la legislación en nuestro país y, por el otro, no existe una fuerte cultura del donar. Estas cosas no pasan en Estados Unidos y por eso el rol de Help Argentina es tan importante para las organizaciones del tercer sector. No solo para conseguir los más de 1.4 millones de dólares anuales sino también porque mostramos y enseñamos esta linda forma de devolver lo que uno recibe.

¿Qué rubro es el que mayor apoyo recibe?
JL: Por lo general el donante de Estados Unidos elige principalmente donar a organizaciones que tratan problemáticas relacionadas con la educación. El año pasado (2018), casi el 58 % de las donaciones (aproximadamente 829.000 dólares) lo recibieron organizaciones que tratan dicha problemática.

¿De qué se trata el proyecto de la Universidad de Tulane?
JL: Hace 10 años, Help Argentina lleva a cabo junto con la Universidad de Tulane en New Orleans un programa de apoyo a las organizaciones sociales en nuestro país, en el cual los alumnos del último año de MBA de la A B Freeman School of Business realizan un proceso de consultoría sobre un tema puntual que propone la misma organización. Durante varios meses, los alumnos trabajan junto con las organizaciones de manera virtual y finalmente en octubre los alumnos vienen a Buenos Aires y visitan las organizaciones, realizan actividades de voluntariado y presentan la devolución de los trabajos de consultoría.

Chequeá también el lado solidario de la moda