#muyMustique


El cuarto de Paco Rabanne en el que todos queremos vivir

abril 26, 2019

Todo se trata de innovar y esta vez, Julien Dossena, director creativo de Paco Rabanne, encontró los ingredientes para destacarse en la receta que compone la temporada Primavera-Verano 2019.

Con un equipo de lujo, Paco Rabanne fue objeto de muchísimos elogios por parte de la industria de la moda y los más grandes medios. La campaña estuvo liderada por la fotografía de Scheltens & Abbenes, expertos en still-life photography, Marc Ascoli estuvo a cargo de la dirección de arte y el estilismo estuvo en manos de Marie Amélie Sauvé.

La locación, por su parte, fue un éxito. Un cuarto ambientado con la estética que tanto define a Paco Rabanne; brillo, colores metálicos, formas claras y fuertes y unos aires de surrealismo que nos recuerdan a la estrecha relación del diseñador español y Salvador Dalí. En los años 60, particularmente, el artista posó junto a dos modelos para la primer colección de Paco Rabanne y fue un total éxito que no tardó en llevar al diseñador a la fama. Por eso, continuamente, nos encontramos con que las creaciones de Julien Dossena se adaptan a las premisas que instaló Paco Rabanne en los inicios de su marca.

En escena, se puede ver el característico vestido Sparkle y el vestido estampado Yucca de metal mesh. Por otro lado, la cartera metálica llamada Blossom 1969 es el accesorio icónico de la temporada y uno de los importantes protagonistas de la colección. A tal punto que merece un capitulo especial y podemos verla en primer plano en una de las imágenes de la campaña.

El diseñador español siempre tuvo aires transgresores y fue un natural acaparador de miradas, por eso, nos encanta ver como su legado se mantiene enérgico en la actualidad. ¡Aplausos a esta campaña!