#muyMustique


Este (súper) edificio es la estrella de Latinoamérica

julio 16, 2019

Verlo en vivo y en directo es un espectáculo. Parece una mega exposición al aire libre de un museo … pero no lo es, es un edificio residencial firmado por la empresa de diseño mas grande de Italia, Pininfarina. Estos especialistas en buen gusto desembarcaron en San Pablo, Brasil, para dar lo mejor de sí en conjunto con Cyrela, una de las constructoras más importantes de este país sudamericano.

Ubicada en el corazón de la Villa Olímpica, el vibrante centro de la ciudad, es la primera torre residencial y proyecto arquitectónico en Latinoamérica hecho por Pininfarina. De hecho, es uno de los primeros del mundo. Estos italianos han pasado y se han lucido en todos los ámbitos del diseño (desde ya reconocidos por su destacable lugar en la industria automotriz) pero hace unos pocos años se ha incursionado en el diseño de edificios.

Fiel a las bases que sostienen cada uno de sus diseños, elegancia, pureza e innovación, este súper edificio que se lleva todas las miradas en las calles de San Pablo, fue premiado por The International Architecture Awards, el evento más prestigioso y antiguo en el rubro arquitectónico, por su superador y sobresaliente diseño.

Si bien sus 2.050m² dan que hablar, destacamos una curiosidad (que seguro no notaste). Las curvas que tanto caracterizan la fachada permiten la intimidad de cada uno de sus departamentos. ¿Cómo? Estas líneas logran que, desde las ventanas y al salir al balcón, estés a una distancia y un ángulo cómodo para no cruzarte con los vecinos.

Menos no podíamos esperar de una obra de Pininfarina. Si hay algo que caracteriza sus diseños es la dedicación y especial atención en los detalles, así que vivir acá será una experiencia exorbitante.

Siendo el primero de muchos, Cyrela by Pininfarina es el punto de partida para la nueva etapa en la que se ve involucrado el mercado del real estate brasileño después de lucir semejante estructura en sus calles.

¿Querés ver el proceso constructivo del edificio? ¡Mirá!