#muyMustique


¿Hacemos un Roadtrip por Portugal?

febrero 4, 2020

Este país esconde algunas de las costas más lindas del Mediterráneo (¡literal!) y por eso deberías considerarlo a la hora de viajar a Europa. Entre el encanto del “sh” de su idioma y la tranquilidad que lo caracteriza por su poca popularidad, se esconde uno de los destinos must de 2020.

Europa tiene un sinfín de rutas costeras y cada una con algo diferente. Hay quienes eligen Ibiza y sus efusivas fiestas, otros prefieren algo más pintoresco y elegante como la costa amalfitana, pero deberías saber que Portugal es un destino costero que merece la pena descubrir. Calas, praias y los acantilados más impresionantes son solo algunos de sus secretos.

Oporto
El roadtrip empieza por una de las ciudades más lindas de Portugal: Oporto. Para conocerla, lo mejor es perderse en sus calles y encontrar los mejores spots para ver la ciudad desde las alturas. Cruzando el Puente Luis I, por ejemplo, es un buen comienzo. Este puente es un símbolo de la ciudad y podés caminar por su extensión hasta llegar a Vila Nova de Gaia, población que se encuentra del otro lado del río Duero. Acá vas a poder visitar las bodegas del vino más popular de la zona: el Oporto. Si nunca lo probaste, es el mejor lugar para que lo hagas.
Entre las joyas de la ciudad, la Livraria Lello encabeza la lista. El interior de esta librería inspiró a J. K. Rowling para crear el mundo de Harry Potter (cuando vayas vas a entender por qué). Y aunque creas que ya nada te va a sorprender, queda mucho Portugal por descubrir.

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-oporto-700x467.jpg

Sintra
Puede ser pequeña, pero no vas a encontrar ninguna ciudad como esta. Si hay algo que ningún turista se puede perder en su paso por Sintra son sus palacios. Empezando por el más conocido de todos: Palacio da Pena. Esta es una colorida y exótica construcción del siglo XIX que hoy es uno de los puntos más visitados de toda Europa. Su exterior te hace dudar si estás sumergido en un cuento para chicos o en lo que fue alguna vez la residencia de la familia real de Portugal. Y si bien puede ser el más conocido, no es el único palacio que vale la pena visitar en la ciudad (de hecho, hay varios). El Palacio De Monserrate, por ejemplo, es otro punto en el que te recomendamos frenar. Acá, además de su construcción romántica e impecable, te recomendamos pasear por los jardines, ¡son espectaculares!

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-sintra-1-700x467.jpg

Cascais
Son aproximadamente 20 minutos en auto entre Sintra y Cascais, así que te recomendamos hacer un stop por acá y disfrutar de un fantástico día de playa. Te sugerimos ir a Praia da Conceição, una de sus costas más populares y donde vas a encontrar cientos de alternativas para comer algo rico. Aunque si buscás grandes olas para hacer surf, Praia do Guincho es perfecta (y más aislada de las multitudes).

This image has an empty alt attribute; its file name is xx-cascais-700x433.jpg

Lisboa
La capital de Portugal no podía quedar fuera del camino. Acá el mejor plan es caminar y descubrir los encantos que tiene la ciudad en cada paso que das. Entre las zonas que no podés dejar de recorrer, Alfama es una de ellas. Tampoco dejes de conocer la Plaza del Comercio en el centro de la ciudad o el Monasterio de los Jerónimos (im-per-di-ble). Otra de las construcciones que más valen la pena conocer es el Castelo de São Jorge. Además de ser una reliquia histórica y arquitectónica, está ubicado sobre una colina, regalándote una de las mejores vistas de la ciudad. Y estas son solo algunas de las pocas recomendaciones que te acercamos de la ciudad. Caminando sus callecitas, vas a descubrir que Lisboa es una de las grandes joyas de Europa.

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-lisboa-700x467.jpg

Lagos
Cada vez más próximos al sur y a las paradisíacas costas portuguesas, Lagos es la primera parada de tus días de relax en las costas más lindas del mediterráneo. Praia de Dona Ana es una de las más lindas de la ciudad. Más bien, a este tipo de playas se las llama “calas” por ser más reducidas en tamaño, más naturales y menos urbanas. Ver el atardecer acá (o desde arriba del acantilado) es un plan que tenés que hacer, y si es con un picnic en mano, ¡mejor! Aunque Praia do Camilo no la podemos dejar de nombrar. Esta playa es lo más parecido al paraíso que vas a conocer. Sus aguas son de un color azul verdoso y está rodeada de grandes acantilados que la reparan del viento, entonces el mar es supertranquilo, perfecto para nadar, hacer snorkel o paddleboard. Y si llegaste hasta acá, desviate a Ponta da Piedade y dejate sorprender por la naturaleza de Portugal.

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-lagos-700x527.jpg

Lagoa
Esta es otra parada ideal para los amantes de la playa. Atravesá el gran túnel entre las rocas que fue hecho a mano hace unos largos años para llegar a Praia do Carvalho. Al cruzarlo, te vas a encontrar con el escenario perfecto para relajarte y desconectarte por completo en una de las costas más lindas. ¿Otro spot? Praia do Carvoeiro fue votada como la playa favorita de Europa por 12.840 viajeros de 129 países diferentes. Si eso no te dice todo, igual te adelantamos que es impresionante el contraste de las casas y las pequeñas construcciones de color blanco que lo hacen verse salido de una postal. No te olvides la cámara, nos lo vas a agradecer.

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-lagoa-700x394.jpg

Albufeira
Sus 6 kilómetros de costa son conocidos por tener un gran tramo de acantilados de color rojo, naranja y blanco que llaman la atención de cualquiera. Antiguamente era un pueblo pesquero (y todavía se puede ver cómo trabajan la pesca) pero también se volvió un lugar base para el buceo, el avistaje de delfines y paseos en bote al atardecer. Dejate encantar por su arquitectura colorida de casas bajas. Y para sumarle un toque extra a tu visita a Albufeira, no dejes de probar la cataplana o la caldeirada, dos delicias muy típicas de la región. A ninguna le falta un pescado fresco en sus ingredientes… ¿te animás?

This image has an empty alt attribute; its file name is XX-alfubeira-700x465.jpg

Un ferry a Vila Baleira
Conocida también como Isla Dorada, es una de las islas que componen el archipiélago Madeira. Sus aguas son cálidas y sus playas larguísimas a diferencia de las que venimos nombrando. Acá está la Casa Museo de Cristóbal Colón porque resulta ser que el explorador italiano vivía acá. Esta playa es muy elegida para tener una cuota extra de relax por la tranquilidad que habita toda la isla.

Chequeá también el programa de televisión que recorre la gastronomía más exótica del mundo