#muyMustique


La extraordinaria vida de Elton John hecha película

febrero 16, 2020

Buena música, un relato inédito y mucho glitter. Así es Rocketman, la extravagante fantasía detrás del Elton John que todos conocemos.
Las primeras armonías del piano y la gran entrada en cámara lenta de Taron Egerton vestido de diablo naranja con brillos y plumas ya dan una idea de cómo va a ser la película biográfica de Elton John: a puro glam (y con muchas sorpresas inesperadas). Si bien el film es un intento de biografía, claro que un poco de fantasía no podía faltar. Desde el primer momento, nos metemos en la mente de Elton y en su mundo de imaginación y creatividad, donde tocar el piano bajo el agua, dirigir una gran orquesta siendo tan solo un niño y levitar sobre el escenario es posible.

This image has an empty alt attribute; its file name is rkt-1-700x467.jpg

Bajo el formato de grupo de apoyo para adictos, comienza un relato no lineal que nos lleva a través de la memoria de Elton. Así conocemos al pequeño Reggie Dwight (su nombre real), un talentoso niño que vive en un hogar con problemas familiares que no le facilita iniciarse en su carrera musical. Vemos cómo este niño prodigio se convierte en un músico aficionado que busca una identidad propia, escribe éxitos musicales y al poco tiempo gana seguidores en todo el mundo.
Pero no es ningún chick flick; todo tiene un precio y, en el caso de Elton John, la vida de excesos le jugó una mala pasada. La película revela una imagen cruda y honesta de lo que fue su vida y sus momentos de debilidad no son excepción: drogas sin control, sexo indiscriminado y una depresión que casi lo lleva a quitarse su propia vida son algunos de los obstáculos que debió afrontar en esta espiral llamada fama. El músico se enorgullece de lo fiel que ha sido su biopic: “Querían atenuar el sexo y las drogas, pero la realidad es que no he llevado una vida PG-13”.

This image has an empty alt attribute; its file name is rkt-2-700x583.jpg

De todas formas, tampoco es una película bajonera ni mucho menos. Es más, te vas a ir cantando y bailando “I’m Still Standing” a todo pulmón, eso seguro. Porque la historia de Elton John tiene final feliz y eso no es ningún spoiler: ya lleva 29 años sobrio y se encuentra en uno de sus mejores momentos junto a su familia. Sí, parece que encontró el amor que tanto buscaba en su marido, el director y productor David Furnish, y sus dos hijos, Zachary Jackson Levon y Elijah Joseph Daniel.
Probablemente, Rocketman no gane un Oscar como mejor película (aunque la interpretación de Taron Egerton se llevó todos los elogios), pero al menos el vestuario merece un gran reconocimiento. Tomando los mismísimos outfits de la carrera de Elton como inspiración, Egerton luce los looks más grandiosos que puedas imaginar, desde apretados atuendos metalizados hasta plumas de colores. En el universo de Rocketman, los anteojos, las calzas y las plataformas son un look de todos los días (y cuanto más coloridos, brillantes y llamativos, mejor). No podía ser menos hablando de una personalidad como Elton John… Pasar desapercibido, nunca, ¿no?
Esta épica fantasía musical sabe fusionar los recuerdos de la estrella con sus más grandes hits para llevarnos en una aventura inédita que es, en fin, la historia de un hombre que busca ser amado. Rocketman es evidencia de que es posible hacer de lo extraordinario, algo ordina

Chequeá también las novedades techie que van a renovar tu casa