#muyMustique


Él es el rostro de la nueva generación de automovilismo

octubre 9, 2019

Cada vez más cerca del Fórmula 1, el hijo de Michael Schumacher empieza a hacerse notar en el mundo del automovilismo. Con tan solo 20 años de edad, Mick Schumacher se incorpora a la familia de campeones de Richard Mille y, poco a poco, deja su huella en las pistas de todo el mundo.

Su apellido habla por sí solo. Tiene la adrenalina inscripta en su ADN y el mundo entero quiere verlo lucir su potencial. Mick Schumacher, hijo del siete veces campeón de Fórmula 1, Michael Schumacher, es la joven promesa del mundo del automovilismo y conquista pistas en todo el globo con el paso de los días.

En 2008, empezó su camino corriendo en la categoría Kerpen Kart Challenge, una carrera de kartings. En 2015, debutó en Fórmula 4 haciendo sus primeras carreras en vehículos monoplazas. Luego de haber demostrado su potencial, Mick escaló sin parar hasta coronarse como campeón europeo de Fórmula 3 en 2018. El piloto finalmente conoció las pistas de Fórmula 2 en marzo de 2019, en el Circuito Internacional de Bahréin, y se acerca cada vez más a la categoría que llevó a su padre a la gloria (la Fórmula 1).

Por sus grandes logros a tan corta edad, Mick se incorpora a la familia de campeones de Richard Mille. La casa de alta relojería suiza es una apasionada por el motor racing y sus grandes talentos, por eso, el heredero de Michael Schumacher no podía quedar afuera.

Cuando Mick toma el volante, todos se detienen a verlo correr, porque con tan solo 20 años ha logrado llamar la atención de la industria. Y por eso, Richard Mille se posa en su muñeca y lo acompaña en este vertiginoso camino.