#muyMustique


Sofía Reynal: la Kate Moss argentina

marzo 11, 2019

Es argentina, pero su espíritu, internacional. La eligieron para protagonizar una campaña que antes había hecho Kate Moss y a partir de ahí su carrera escaló sin límites por el mundo. Elegante, curiosa y a favor de la sustentabilidad, Sofía viaja, descubre y modela conquistando a donde sea que vaya.

¿Cómo fue tu primer encuentro con el modelaje?

Fue en Punta del Este, en la pileta de La Posta del Cangrejo. Se acercó Ricardo Piñeiro para contarme de su agencia, pero yo era demasiado chica. Dos años después, a los quince, una amiga de mi abuela le mandó fotos a Bruce Weber y al otro día me sumaron a la campaña de Hollister y A&F.

¿Un trabajo que haya impulsado tu carrera?

La campaña fotografiada por Peter Lindbergh de Naked Cashmere, después de que Kate Moss haya sido la cara. También la que hice para la marca de cosmética Bobbi Brown.

Campaña Inbal Droor

¿Qué es lo que más te gusta de ser modelo?

Amo poder viajar a lugares nuevos y conocer personas de todo tipo, con historias y experiencias únicas. Eso me abre la cabeza y me ayuda a tener nuevas perspectivas.

¿Y lo que menos te gusta?

El consumismo de las marcas, especialmente ahora, que siempre se está creando una nueva tendencia o producto. Creo que este es un gran problema general, no exclusivo de la moda. Amo las épocas anteriores, en las que la calidad de la ropa siempre ganaba frente a la cantidad. Esto todavía se puede encontrar en algunas marcas de alta costura, pero todos sienten la presión de adaptarse a la rápida velocidad de la tecnología.

Campaña Inbal Droor

¿Cómo vivís desde el modelaje la disputa actual acerca de la cosificación de la mujer?

La verdad es que por suerte nunca tuve un problema en ese sentido en el mundo de la moda, por el contrario, recibí mucho respeto y hasta sentí que tuve más derechos que los hombres. Dicen que es el único rubro del mundo en el que la mujer gana más dinero que el hombre. Además, cuando empecé a modelar, comenzaba el mundo de las redes sociales, que hizo que las supermodelos no fueran solo caras lindas sino más bien individuos con talentos y opiniones personales que formaban un role. Ser modelo hoy significa tener una carrera muy amplia, ya no es como antes.

¿Qué le dirías a la Sofía que daba sus primeros pasos en el mundo del modelaje si estuviera por arrancar ahora?

¡Muchas cosas! Pero empezaría por recomendarle que siga siempre a su intuición. Que sea ella, sin importar la opinión de otros, y que abrace todas sus imperfecciones y sus duelos, porque ellos serán sus fortalezas y potenciales en el futuro. También le recomendaría que viva el presente, que es lo más importante que uno tiene. Y también le diría… “Acordate de que tus ídolos no se despertaron siendo lo que son en una noche”.

Campaña Inbal Droor

¿Cómo es tu rutina de belleza?

Ojalá pudiera decir que tengo una rutina. Es algo que me resulta muy difícil de aplicar con mi estilo de vida. Pero algo que puedo hacer siempre es tomar mucha agua y descansar al menos siete horas o tomar una siesta para compensar. Me gusta comer todo tipo de comida, mientras que sea fresca y no maltratada. Trato de evitar el pan y los lácteos ¡por más difícil que sea! Respecto a permitidos, ¡comida casera de mi casa!

La alimentación en el mundo del modelaje es un tema que se suele mencionar, ¿qué opinás desde tu experiencia?

Creo que era un tema muy grande en los años 80 y 90, aunque todavía resuena. Pero prefiero resaltar todo lo que evolucionó. Cuando vivía en Nueva York, veía modelos con todo tipo de cuerpos. Tuve la suerte de haber empezado la carrera en un momento en el que el cuerpo se empezaba a considerar como un templo y la belleza pasaba por la actitud más que por la apariencia. Además, siempre me apoyaron a entrenar y a comer sano.

Campaña Inbal Droor

¿Qué pensás de la moda?

Que es una forma de expresión que ha evolucionado. Me fascina que podamos expresarnos a través de lo que nos ponemos y que uno pueda sentirse único o “a la moda”. Siempre y cuando sea elección de cada uno. Por suerte, trabajé con muchas marcas y editoriales muy variadas. Todas con una historia única que me hacía entrar en un personaje completamente distinto.

Y cuando no estás en rol, ¿cuál es tu estilo?

En esas ocasiones me gusta ser clásica y elegante. Tengo mis piezas favoritas que combino de acuerdo a cómo me siento. Esto nace de mi amor por la calidad y del deseo de que evolucione la sustentabilidad, y el cuidado social y ambiental que existe detrás del arte de la moda. ¡Y por suerte eso ya está en camino! Así como ha evolucionado el veganismo, estas expresiones y movimientos surgen porque estamos sobreconsumiendo al planeta y la moda es uno de los más grandes consumistas. No es que yo no use cueros ni tenga todo animal free en mi placard, pero intento minimizar esa cantidad y maximizar la calidad. “Menos es más” es mi frase favorita cuando me visto.

Campaña Inbal Droor

Lo mejor de trabajar en Nueva York es…

¡Todo el catering que nos dan en producción! Pero, hablando en serio, destaco la diversidad, el sentimiento de tener voz, el respeto para poder ser, especialmente las mujeres, lo que queramos, homosexuales, trans, lesbianas, lo que sea. ¡La libertad y la energía vibrante que sentís ni bien aterrizás!

¿Para qué diseñador internacional te gustaría trabajar?

Stuart Weitzman y Saint Laurent. Amo las campañas que hacen y la calidad de la ropa, ¡tengo piezas que me han durado años!

Si no fueses modelo, ¿qué te gustaría hacer?

Abogada ambiental o fotógrafa para National Geographic. ¡Nunca es tarde!

Y si hablamos de amor, ¿qué te enamora de un hombre?

La piel y la química más allá de todo. Me atrae que sea curioso, que me haga reír, que sea ambicioso y seguro de sí mismo. Que me haga sentir plena y me empuje a ser mi mejor versión. ¡Que me mueva el piso!

Campaña Inbal Droor

Nombre completo: Sofía Reynal
Una canción: Las primeras que se me ocurren son “Hotel California” de The Eagles o “Wild Horses” de The Rolling Stones
Una marca de ropa: IRO
Algo que no falta en tu cartera: Rouge hidratante de Rituals, lentes de sol y, en lo posible, un libro
Un beauty tip: Mucha agua, buenas horas de sueño y paciencia
Un rasgo distintivo: Mi lunar en la frente y mis ojos
Un perfume: Chanel Eau Tendre
Un perfil de Instagram que chequees seguido: El de la modelo y ambientalista Gisele Bündchen, y el del poeta Beau Taplin

Campaña Inbal Droor

Créditos

Campaña de Inbal Droor
Fotógrafo: Akon Shafransky
Styling: Inbal Droor
Maquillador: Asaf Babo
Hair Stylist: Liraz Agam

¿Te quedaste con ganas de más? Mirá la revista completa acá