#muyMustique


#TBT: Cata Pieres y por qué no se considera una it girl

abril 23, 2020

Es la más chica de una familia con trayectoria. Espontánea, auténtica y sobre todo fiel a su estilo, lanzó hace un tiempo su marca de zapatos y accesorios Pier by Cata Pieres. Con sus diseños originales hechos con materiales bien autóctonos marca tendencia y revaloriza al mercado argentino en el mundo. Una it girl made for export.

¿Cómo fue crecer en la familia Pieres?
Súper lindo porque somos una familia re unida. Mucho viaje, mucho campo, mucha familia. De ambos lados tenemos montones de parientes.

¿Lo más divertido de la familia grande?
Cuando nos juntamos todos.

¿Y lo peor?
Que todo lo tenía que hacer con mis primos. Por ejemplo, a la hora de salir, me decían que fuera con ellos en vez de con mis amigas.

En tu familia, de alguna manera, todos son amantes de la naturaleza. ¿A vos te pasó lo mismo?
Sí, totalmente. Aunque cuando terminé el colegio me quise ir para el otro lado. Pero después me di cuenta de que había vuelto a mis raíces.

¿Cómo fue eso?
Me fui al centro y me encantó, era todo más moderno. Pero después empecé a extrañar el campo, la naturaleza.

¿Cómo se te ocurrió seguir con el tema de los zapatos?
Siempre me gustó la moda. Además, me encanta tener objetos especiales y cosas que no se encuentran fácilmente. Así que empecé un curso que vi publicitado en Facebook, me pareció una señal. Ahí empecé con los zapatos y ahora en verdad estoy haciendo más cosas: carteras, chalecos, todo me gusta con cuero.

¿Lo original de tu marca?
Lo involucrada que está la naturaleza en cada prenda, accesorio, etc. Además, busco hacer cosas que realmente solo se hagan acá en la Argentina. Por ejemplo, ahora estoy trabajando con el chaguar, que es un tejido que hacen en el Chaco. Es una fibra que los indígenas sacan de una planta, después la tiñen y la tejen. Me gusta mucho la materia prima y que sea bueno el material. El cuero acá es buenísimo, entonces quise explotar eso.

¿Cómo llegaste a esta comunidad?
Una vez fuimos a comprar cosas para decorar la casa de mi hermano y vi un almohadón que hicieron ellas. Hay un diseñador que se llama Marcelo Senra que trabajó con ellas, así que conseguí el contacto buscando por Internet.

¿Heredaste de alguna forma el tema del diseño?
Sí. Mi vida era de acá al campo, a acompañar a mamá al centro donde tenía su negocio, ir a buscar las telas para hacer los desfiles; las fiestas para los clientes en el centro. O venían a casa a producciones. Siempre me encantó ir al local y probarme toda la ropa.

¿Qué les dirías a las chicas que quieren arrancar a estudiar algo de moda?
Que no se cierren a las mil maneras para nutrirse: el arte, la naturaleza… Que trabajen según los materiales principalmente. Que no se inspiren en la ropa, sino más en los objetos.

¿Qué pensás del término “estar a la moda”?
Que es muy subjetivo. Se usa más para lo que sería “moda masiva”. Lo que se ve más. Pero cada uno se puede crear su propia moda. Eso me parece más divertido. Ponerle tu impronta, tu estilo, a algo que esté de moda.

¿Y el término it girl? ¿Te sentís una de ellas?
No. Siempre me gustó la moda y le busco mi lado a las cosas. Disfruto de sentirme cómoda y eso es canchero.

¿Un referente de la moda?
Me encanta Valentino, soy re fan de esa marca, me fascina.

¿Qué es lo más difícil de ser emprendedora?
Lidiar con la producción. En nuestro país, producir es caro. Además, después de eso hay que llegar al público.

¿Ayudan las redes sociales en esa instancia?
Sí, totalmente. Son una vidriera constante que les llega a las clientas.

¿Rol que ocupás entre tus amigas?
Me gusta mucho dar consejos.

Esta nota fue publicada en la edición Verano 2016 de Revista Mustique.