#muyMustique


#TBT: es la periodista argentina que triunfa en Estados Unidos, ¿la conocés?

abril 9, 2020

Hija de Marina Blaquier y de Ignacio Zuberbühler, desde chica forjó su camino basado en el esfuerzo y el profesionalismo: Nieves Zuberbühler se recibió con medalla de oro de Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Austral y así empezó su exitosa carrera, que hoy la llevó a ganar un Premio Emmy con el programa 60 Minutes. Mona, inteligente y exitosa, así es una de las mujeres argentinas más interesantes, que convirtió al término it girl en algo “ridículo”.

¿Cómo es trabajar en la producción de 60 Minutes?
Hacer periodismo en 60 Minutes es como integrar el equipo de fútbol del Barcelona. Trabajás a la par de los mejores jugadores del mundo y eso te hace jugar mejor; es un aprendizaje constante. Por otro lado, implica una enorme exigencia: no hay margen de error (y no exagero).

¿Cómo es tu rutina diaria?
Depende de la fase en la que estén los segmentos que mi equipo esté produciendo en cada momento. Primero investigamos, luego planeamos el rodaje y las entrevistas, después filmamos y finalmente escribimos el guión y editamos.

¿Cuál considerás que es la clave para obtener testimonios valiosos?
Generar confianza en la fuente.

¿Un momento que te haya marcado en 60 Minutes?
El 17 de diciembre de 2014 los presidentes de Estados Unidos y Cuba anunciaron el restablecimiento de las relaciones entre ambos países con la apertura de embajadas. La noticia fue inesperada y por eso despachamos un equipo a Cuba de un día para el otro. En tres días tuvimos que filmar y editar todo para poder exponerlo al aire el domingo, que es el día de la semana en que sale 60 Minutes. Como hablo español, me delegaron responsabilidades que nunca había tenido hasta ese momento, lo cual me generó mucha presión, pero fue la primera vez que me sentí realmente necesaria. Creo que en esos tres días dormí un total de seis horas.

¿Creés que podremos tener un programa de la magnitud de 60 Minutes?
Definitivamente. Creo que Argentina es un país repleto de profesionales brillantes capaces de producir un programa como este. Mentes capaces sobran.

¿Cómo fue el momento en el que ganaste el Emmy? ¿Qué sentiste?
No podía creerlo, sigo sin poder creer que tengo un Emmy en la biblioteca de casa. Igualmente quiero aclarar, no lo gané yo sola, fue gracias al fantástico equipo con el que trabajo.

¿Cómo llegó ese caso a 60 Minutes?
Es una problemática que vengo siguiendo desde la época en que cursaba mi posgrado en NYU. Nunca dejé de seguir la problemática ya que me parecía (y me sigue pareciendo) algo terrible. Luego, unos años después, Shari Finkelstein se quedó sin associate producer y se abrió ese puesto. Gracias a ese tema quedé seleccionada para el puesto que tengo hoy en 60 Minutes.

¿Cómo es vivir en “la Gran Manzana”? ¿Lo mejor?
Amo Nueva York, es una ciudad fascinante. Desde mi punto de vista lo mejor que tiene es que es una sociedad muy meritocrática: acá no importa ni tu nombre, ni tu apellido, ni tus contactos; lo único que importa es tu mérito. Por eso en Nueva York hay muchas personas que son buenas en lo que hacen, ya sea el baile, la música, las finanzas, la medicina o cualquier otro ámbito.

¿Y lo peor?
La contracara de coexistir con lo mejor de lo mejor es la feroz competencia que eso provoca, y la necesidad de supervivencia muchas veces vuelve a las personas seres egoístas capaces de pisar cualquier cabeza con tal de lograr sus objetivos.

¿Un rincón de Nueva York que para vos es imperdible?
Little Branch, un bar de jazz en donde tocan una música en vivo espectacular.

Sos una mujer monísima, ¿te interesa la estética?
Me interesa mucho la estética en el arte o en la filosofía, y menos en el sentido de esforzarme para verme linda.

¿Cuál es tu rutina de belleza?
Trato de hacer actividad física todas las semanas porque es clave para despejar mi cabeza y liberar un poco el estrés que me genera el trabajo.

¿Y tu actividad física de cabecera?
Ir en bici al trabajo todos los días, lo disfruto muchísimo.

¿Una película favorita?
Apocalypse Now.

(Esta nota fue publicada en la edición Primavera 2016 de Revista Mustique.)