#muyMustique


#TBT: la producción súper hot de Belén Aveledo

febrero 20, 2020

En exclusiva, las imágenes de la modelo marplatense con más personalidad. Ante un hombre que le gusta, no se achica, va de frente y lo encara. Belén Aveledo muestra todo lo que se necesita para ser una verdadera bomba.

¿Cómo fueron tus primeros años en el modelaje?
La verdad, arranqué de chica, a los 13 años. Al principio no fue nada fácil, tuve que moverme mucho yendo y viniendo para Buenos Aires. Viví en México, trabajé en España, pero decidí instalarme en Buenos Aires.


¿Cómo es tu rutina al prepararte para una producción?
Soy súper relajada. Me gusta tener buena onda con la gente que trabajo y que todos pasemos un buen rato. Más que eso, no hago nada.


¿Qué es lo que más te cuesta de estar adelante de una cámara?
Mantener una pose fija. Eso me mata.


¿Y lo que más disfrutás?
Me encanta jugar con la cámara y ser espontánea.


Es muy sabido que a las modelos se les exige mucho con el tema de las comidas. ¿Sufrís ese tema?
No, cero. Como de todo, pero lo equilibrio con ejercicio y tomando mucha agua.


¿Cómo hacés para mantenerte en forma?
Entreno cinco veces a la semana. Tengo una rutina que incluye crossfit y correr un montón.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Estar con mi familia. Otras cosas que me vuelven loca son ir al cine, comer con amigos y pintar.


Además de ser modelo, sos actriz. ¿Qué es lo que más te atrae de la televisión y el cine?
Amo las transformaciones que uno puede trasmitirle a la cámara. Jugar con eso para mí es único.


Participaste de algunas producciones al desnudo, ¿qué sentís estando adelante de la cámara sin nada para esconder?
Mi primera producción así fue muy incómoda, pero era más chica y no estaba para nada segura de mi cuerpo. Después aprendí a jugar con él y ya no me da vergüenza mostrarlo tal como es.


¿En qué sentido sos pudorosa?
Me da mucha vergüenza llorar.

Si tuvieras una salida en la que te gustaría estar más sensual que nunca, ¿cómo te vestirías?
Con unos buenos tacos (stilettos, obvio) y mostraría mucha pierna.


¿Preferís mostrar escote o espalda?
Espalda.


¿La parte de tu cuerpo que más te gusta?
Mis piernas.


¿Y la que menos?
Tengo algo con los codos, no me gustan para nada.


¿Alguna vez te hicieron una propuesta indecente?
Sí, más de una. La clave es saber cómo manejar la situación.


Si ves a un chico que te gusta, ¿qué hacés para que te de bola? Mostrarme como soy e ir al frente, no esperar a que me hable.

Esta nota fue publicada en la edición invierno 2017 de Revista Mustique