#muyMustique


#TBT: el destino de Manu Viale no podía ser otro: triunfar en el mundo del espectáculo

febrero 27, 2020

Su apellido ya indicaba que, aunque no quisiera, iba a ser una figura pública. Hermanastra de Juana y Nacho, fruto del segundo matrimonio de Ignacio Viale del Carril, Manu conoce desde chica cómo es el mundo del espectáculo. De hecho, ella lo vive como algo natural porque en su casa todo se maneja como una familia normal. De maestra jardinera a chica “Aliada”, se muestra tal como es y con eso seduce al público.

¿Cuándo supiste que querías trabajar como actriz?
Cuando terminé el colegio me dediqué a ser maestra jardinera. En ese momento surgió la oportunidad de hacer un casting y dije “pruebo”. Pensé que me había ido pésimo pero me llamaron. Entonces me di cuenta de que tenía que elegir entre una cosa o la otra y me quedé con esto. Después hice una participación chica en Dulce Amor y más tarde llegó el éxito de Aliados.

¿Te ayudó a proyectar tu carrera haber crecido inmersa en el medio?
Siempre lo vi muy de afuera, pero a la vez crecí así. Ni a patadas pensaba dedicarme a esto, pero probé y es lo que me gusta, así que le pongo lo mejor para aprender cada día más.

¿Qué te gusta más? ¿El cine, la televisión o el teatro?
El teatro es más vivo y depende mucho de la energía que tenga el público. Creo que es la base de la actuación. Tenés que estar parado ahí arriba, equivocarte y saber manejarla.

Si tuvieras que elegir con quién trabajar del mundo entero, ¿quién sería?
Johnny Depp porque me parece que es un camaleón. En todos los personajes que hace es totalmente diferente. Se adapta y se mete mucho en cada personaje.

¿Qué es lo que más te cuesta hacer en las clases de teatro?
Las escenas llenas de emoción, por ejemplo, llorar en el momento indicado. De todas maneras, creo que estoy arrancando así que me concentro en aprender, hay mucha técnica y mucho físico.

¿Creés que la belleza es imprescindible o una buena carta de presentación?
Sí, lamentablemente, porque hay mucha gente con talento que no se hace conocida. Por eso, el teatro under muestra muchas veces las mejores actuaciones. Lo malo es que acá la gente no suele ir mucho.

¿Sentís presión por ser una Viale?
No, para nada. Nací con el apellido que tengo y aprendí a llevarlo. Incluso te diría que, en mi profesión, me ayudó muchísimo y, por el resto, estoy orgullosa de ser una Viale.

¿Cómo es un día normal en tu vida?
Suelo arrancar el día tarde, porque el insomnio no me deja dormir mucho de noche. Entreno a diario, particularmente ahora que voy a correr para Adidas en varias maratones alrededor del mundo. No solo running, sino también funcional. Voy a clases de teatro y de inglés, disfruto con amigas, aprendo en la fonoaudióloga sobre la voz, voy a eventos.

¿Te gusta la moda?
Sí, me gusta pero no soy fanática. Mi estilo es básico: estoy cómoda con un short, una remera y zapatillas. No me vas a ver de día en tacos ni ahí.

¿Cómo llevás el hecho de ser una referente de las adolescentes?
Es muy loco pensar que alguien te admira. A veces no caigo y otras veces me empapo de la realidad. El tema es aprender a no engancharse cuando te dicen cosas malas, porque hay gente muy mala.

¿Te irías a trabajar afuera?
Sí, ¡a Nueva York! Es mi lugar en el mundo… Pero es difícil.

¿Te cuidás mucho físicamente?
Me gusta mucho la comida así que se me complica, en especial lo dulce, pero lo trato de hacer.

¿Cómo te definirías?
Soy sociable, buena, mientras no me hagan enojar, y me considero transparente. A veces eso me juega en contra en este medio en el que necesitás tener filtro.

¿Te pasó lo de un romance inventado?
Sí, con Nico Francella que es muy amigo mío. Y me resultó muy difícil explicárselo a mi novio. Me acuerdo que yo le decía: “Necesito que me creas porque estas cosas pasan”, y para él era incomprensible que lo hubieran inventado de la nada. Pero bueno, él me conoció así y de a poco va entendiendo. La verdad, es lógico que reaccione así; yo en su lugar actuaría igual o peor.

¿Qué no perdonarías en una relación?
Que no me vengan de frente.

Esta nota fue publicada en la edición Otoño 2017 de Revista Mustique