#muyMustique


#TBT: @melchorlez y sus confesiones de Agapornis, redes sociales y su cuerpo

abril 16, 2020

Canta desde los cinco años y eso se nota en la entonación con la que recrea las canciones más conocidas en ritmo de cumbia pop con la banda Agapornis. Única mujer en un grupo de siete hombres que confiesa son como sus hermanos. El costado más sexy de la voz angelical del grupo que más hace divertir en la noche argentina.

¿Qué es lo que más disfrutás de cantar?
Me encanta mirar a la gente. Ver sus sonrisas y saber que están disfrutando lo que estamos haciendo.

¿Les tocó algún show de gente que no se movía?
Sí, obvio. Nos tocó un público que los primeros cinco temas no reaccionaba y al final todos terminaron haciendo el “trencito”.

¿Qué creés que tiene Agapornis que genera eso?
Te contagia la energía que tenemos nosotros. Al llevarnos tan bien, y tener tan buena química los ocho arriba del escenario, eso se transmite. Un cantante puede ser increíble y sin embargo no tener carisma y eso hace que no funcione.

¿Tres temas que te guste cantar?
“Baila”, “Le hace falta un beso” y “Me estoy enamorando”.

¿Qué le dirías a la gente que dice “lo que hace Agapornis no es música”?
Les preguntaría quién decide qué es música y qué no. Para mí, música es lo que te hace sentir, lo que te hace bailar, lo que te emociona, lo que te llena de alegría. Compartimos escenario con muchos de los artistas de los que hacemos covers (Abel, Alejandro Lerner, La Sole, Los Pimpinela…) y todos nos dieron palabras de apoyo y reconocimiento.

¿Qué tiene de divertido cantar un cover?
Que no falla porque la gente ya conoce el tema.

¿Cuál es el próximo paso de la banda?
Estamos haciendo un disco de temas nuestros. No vamos a dejar los covers, porque es con lo que empezamos y con lo que la gente se divirtió siempre, pero es una manera de evolucionar.

¿Cuáles son tus rutinas de belleza?
Lo único que tengo como rutina diaria es el entrenamiento en Funcional Gym. No por algo estético sino porque para mí es una cuestión de salud mental. Por ejemplo, cuando vuelvo de gira me voy a entrenar porque necesito descargar. Soy una persona muy ansiosa y es mi forma de canalizar esas energías que me sobrepasan.

Y en el tema comida…
No como carne ni pollo, pero tampoco soy vegetariana porque a veces como pescado y tampoco me privo del huevo ni de tomar leche. Me gusta comer sano porque lo disfruto. Nunca me gustaron los dulces.

¿Sos de hacerte tratamientos estéticos?
A veces me hago una limpieza de cutis y una hidrofacial en Libelle Estética. También soy súper constante con sacarme el maquillaje después de cada show.

Mucha gente en Instagram critica que sos muy flaca. ¿Cómo lo vivís?
Me siguen chicas chiquitas entonces trato de mostrar que siempre fui igual porque tengo un metabolismo que digiere todo muy rápido. Uno tiene que adecuarse al cuerpo que uno tiene. No hay que intentar tener el cuerpo de tal o cual porque cada uno es distinto.

¿Qué les dirías a esas chicas que, como vos, son flacas y lo sufren?
Que lo vivan con total naturalidad. Cada uno tiene que aceptarse como es y hacer hasta donde su cuerpo le dé. Si comés sano y no engordás es porque Dios te hizo así, no te esfuerces tampoco. Vivimos en una sociedad donde lamentablemente te juzgan por ser flaca, te juzgan por ser gorda. Hoy en día atrás del teléfono son todos capos y opinólogos, pero mientras uno esté bien con uno mismo, eso es lo importante.

Aprovechando que podés comer de todo, ¿cuál es el gustito que no podrías dejar?
Las papas fritas con mucho mucho kétchup.

¿La prenda que te hace sentir más sexy?
Las bucaneras.

¿La parte que más te gusta de tu cuerpo?
Mis piernas.

¿Y la que menos?
Mis pies.

¿Qué es lo que más sufriste de la fama?
El estar expuesta y que se diga cualquier “gilada”.

¿Y qué te ayudó a llevarlo?
Los chicos de la banda, ellos me ayudaron un montón. Me pasó hace dos años que me expusieron de una manera horrible y no me podía subir al escenario, y ellos me ayudaron a sobrepasarlo. Eso es impagable.

Esta nota fue publicada en la edición Verano 2016 de Revista Mustique.