¿Qué hacer?


Acá es donde se come auténtica comida italiana en Indonesia

Ambiente

Formal

Cocina

Italiana

Plato estrella

Asado ​​de lubina al horno con hierbas y estragón.

Chef

Luca Fantin

octubre 4, 2018

Con una estrella Michelin, el chef Luca Fantin lidera la cocina del magnífico Il Ristorante del hotel de Bulgari en Indonesia. Una promesa de comida de autor en la isla. Para no traicionar al legado de su mismo restaurante en Tokio, la cocina de Il Ristorante es la más sofisticada de la isla. Sentarse allí a conocer el menú degustación es una invitación a probar un claro homenaje a la cocina italiana con ingredientes locales y orgánicos. Abierto solo para la hora de la cena, con un total de 36 asientos, este restaurante –que sobrepasa el concepto de “restaurante de hotel” para convertirse en uno de categoría de autor– utiliza los mejores ingredientes que pueden encontrarse en Bali: atún, calamar, puerco, calabaza, maíz, lima kafir, mango y coco. Los resultados son fusiones exquisitas: espaguetis fríos con caviar y bife wagyu de berenjena o los ñoquis de tinta de calamar con jibia cruda.
Para complementar ofrece una selección de más de 200 vinos, predominantemente italianos, pero también la mejor selección de vinos nuevos y antiguos, incluida una exclusiva colección de champagnes. La creatividad de su chef está inspirada en el cambio de las estaciones. El verano sugiere asado ​​de lubina al horno con hierbas y estragón, una obra maestra de la simplicidad. Servido con una salsa de estragón verde, chalotes y vinagre balsámico blanco, el plato se acompaña de puré al estragón y escamas de pescado frito para una exuberante dosis de textura veraniega. Para el otoño, Tagliatelle casero con raw lobster está en el menú, con productos excepcionales como la langosta japonesa, protagonista de la comida decadente. El invierno inspira el acogedor risotto con radicchio, y una salsa de vino tinto brinda los sabores más fuertes y los colores más ricos que caracterizan la temporada más fría, pero también recuerda los deliciosos platillos de la casa de infancia de Fantin en Treviso. Mezclando las texturas de radicchio y arroz cultivados en Japón, las notas amargas de la ensalada hacen eco de su equivalente italiano, mientras que la delicadeza del risotto recuerda a la tierra mediterránea que inspiró la combinación. Anunciando la temporada de abundancia y transición, el menú de primavera introduce una gran cantidad de verde: los tubérculos son reemplazados por espárragos, flores de guisantes verdes y hierbas como la verbena, la caléndula y la salvia. El espárrago con huevos y bottarga revisita el matrimonio clásico de espárragos y yemas de huevo, mientras que el cordero con achicoria y flores de calabacín presenta un plato bucólico y extremadamente complejo. Aquellos que buscan comer bien no pueden dejar de hacer su reserva en Il Ristorante.
Por Lali Peruzzo Scussel