¿Qué hacer?


Este hotel es puro arte tucumano

enero 7, 2019

Asomándose por el noroeste del país se encuentra San Miguel de Tucumán, capital de Tucumán, que si bien es la provincia más chica de Argentina, ostenta una enorme belleza, una vegetación exuberante y un paisaje que se extiende más allá de sus fronteras.

Su edificio es uno de los que rodea a la popular Plaza Independencia, considerada el centro de la ciudad por su relevancia histórica. Antiguamente, su estructura también pertenecía a un hotel y hoy, luego de una intensa renovación, el Hotel Garden Plaza se convirtió en un referente de la arquitectura moderna de la ciudad que revaloriza lo autóctono desde lo contemporáneo. Curiosamente, el diseño, el arte y la ambientación han sido desarrollados por artistas y profesionales, en cuyos trabajos se puede ver reflejados el espíritu y orgullo de la provincia y su gente. Ellos son la reconocida pintora Teresita Vidal, el pintor Federico Méndez Uriburu y la decoradora Felicitas Griet, quienes trabajaron para crear un hotel que refleje las verdaderas raíces de Tucumán.

El hotel, atravesó importantes cambios: si bien se conservó la fachada, se renovó el interior casi en su totalidad, con arquitectura moderna y un diseño único, que refleja en los cuadros de todos sus ambientes y habitaciones, el sector productivo, los frutos más característicos y los monumentos más emblemáticos de Tucumán.  Esta característica ha enamorado a los privilegiados que lo visitaron tras su resonante apertura. Además, cuenta con 100 habitaciones que varían en tamaño, y hasta cuatro suites presidenciales, habitaciones VIP y Superiores, entre otras. Todas ellas siguen las tendencias de diseño que tanto caracterizan al hotel, con tecnología de última generación. Una de sus grandes novedades y puntos valiosos a resaltar es el bar Los Naranjos, cuyo nombre busca exaltar las raíces de la provincia, haciendo honor al árbol autóctono de la zona. Es el lugar ideal para disfrutar de un café, acompañado de alguna delicia del menú, y pasar la tarde contemplando la privilegiada vista de la plaza y la dinámica de la ciudad. Y por la noche, este bar invita con unos exquisitos cocktails para disfrutar al ritmo de la música en la terraza.

El corazón de Tucumán espera ansioso a turistas de todo el mundo para que descansen en la comodidad de sus alojamientos y partan de sus puertas a conocer las maravillas del horizonte argentino.