Hotelería


Hoteles de la isla “sin casos” COVID-19 reabren sus puertas

noviembre 6, 2020

Los icónicos establecimientos una de las islas más bellas del mundo vuelven a operar tras el inicio de la segunda fase de reactivación.

En junio pasado, Anguilla fue declarada como un destino “sin casos” de COVID-19 por la Organización Mundial de la Salud y continúa en la clasificación de “Sin aviso de salud para viajeros: riesgo muy bajo para COVID-19” por el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos. Hasta el momento, no hay casos activos o sospechosos en la isla y el gobierno implementó nuevos protocolos de seguridad para la segunda fase de reapertura de Anguilla desde el 1 de noviembre.

Tranquility Beach Resort, en Anguilla.

Los viajeros deben completar una aprobación previa en línea, proporcionar un resultado negativo de la prueba obtenido de tres a cinco días antes de la llegada y un seguro médico que cubra los posibles tratamientos relacionados con COVID-19. Después de realizar una prueba de PCR a la llegada, los huéspedes podrán relajarse en la “burbuja” de su alojamiento aprobado durante 10 días (o 14 días si la prevalencia del virus en el país de origen es superior al 0,2%). Posterior a una segunda prueba negativa, el Ministerio de Salud autoriza a los huéspedes a explorar la isla. Los detalles, incluidas las tarifas aplicables, se pueden consultar en el sitio web de la Oficina de Turismo de Anguilla en www.ivisitanguilla.com/escape.

Con esto, algunos de los resorts más famosos, hoteles boutique y demás propiedades de Anguilla empiezan a recibir huéspedes, como:

Four Seasons Resort & Residences Anguilla
CuisinArt Golf Resort & Spa Anguilla
Belmond Cap Juluca
Frangipani Beach Resort

Otro que reinicia es el Tranquility Beach, el resort más nuevo del destino que ofrece tarifas reducidas hasta el 15 de noviembre de 2021, excepto en feriados. Inaugurado en enero de 2020, la propiedad se encuentra en Meads Bay, en el West End. Este oasis boutique ofrece una experiencia híbrida de hogar y hotel en 15 casas de lujo que pueden ser de una, dos y tres habitaciones con vistas a la playa o al mar. Es el único complejo que tiene una terraza al aire libre con bañera privada de agua fría o caliente, cocina y lavandería.

Tranquility Beach Resort.
Foto: Jeremy Austin. 

Las casas están disponibles para alquileres de temporada desde US$ 350 a US$ 5,000 por noche según la unidad y la temporada e incluyen bebidas frías y toallas a la llegada, una botella de champán o vino de cortesía por semana, pastelería francesa todas las mañanas, refrescos y agua de cortesía y vales para bebidas diarias en la playa, deportes acuáticos con descuento y música en vivo. También es posible comprar propiedades a partir de US$ 650,000. Además, hay opciones de grupos para bodas, retiros corporativos, largas estadías y familias.

Chequeá también las últimas novedades de Samsung