#muyMustique


La revolución llegó: hola Vuelo supersónico

julio 9, 2019

 “We can do better”. Eso se dijeron los fundadores de Boom al imaginar el proyecto que revoluciona el mundo aeronáutico. Y así nació XB-1, el novedoso jet que supera todo tipo de expectativas. Atravesar el globo en tan solo un par de horas será posible en un futuro no tan lejano.

¿Un jet que atraviesa la barrera de sonido? Solo la ficción logró crear una aeronave tan potente y veloz…

Hasta que en 2014 ingenieros norteamericanos crearon la empresa emergente Boom, e imaginaron y desarrollaron una máquina increíble. El equipo de expertos provenientes de reconocidas empresas de aeronáutica como NASA y SpaceX se formó con el único propósito de hacer el mundo mucho más accesible. Hemos visto un gran progreso en casi todas las áreas del ámbito humano, afirma el equipo de Boom, pero por alguna razón los vuelos de hoy toman la misma cantidad de tiempo que en los años 50. Por eso, estos expertos proponen cambiar la forma de viajar en avión.

Con esa misión, y tras mucho tiempo de búsqueda de inversión y desarrollo, crearon el diseño de un avión que volará al doble de la velocidad del sonido. (Sí, es supersónico en serio). Es largo y pulcro, con líneas definidas y finas alas que permiten un vuelo suave y veloz al mismo tiempo.

XB-1 (alias “Baby Boom”) es solo el comienzo. Funciona como tester del futuro avión ya que es para dos pasajeros y su tamaño es la tercera parte del producto final. Las pruebas realizadas ayudarán a analizar in-flight las tecnologías clave para un viaje seguro y eficiente en Mach 2,2 (velocidad del sonido que equivale a más de 2.700 km por hora). XB-1 se está terminando de construir en el hangar de Boom en Denver, Colorado, y los datos recolectados del testeo se usarán para refinar el diseño y la ingeniería del producto final.

Este prototipo cuenta con un trío de turbojets General Electric; en cambio, el futuro avión de pasajeros utilizará motores nuevos más eficientes y poderosos (que no requieren dispositivos de poscombustión) ¡y que aún no existen! Prevén que comenzará a volar en 2025 a una altura de 6.000 pies, y tendrá asientos premium para 55 pasajeros. Será la revolución de los vuelos comerciales de clase ejecutiva.

¿Los beneficios? Trasladarse de una parte del mundo a otra va a ser posible en tan solo cuestión de un par de horas. Las distancias parecen cortas cuando los viajes son supersónicos. Ser veloz no se trata de ir muy rápido, sino de cercanía, sostiene Boom. Se trata de hacer que los lugares lejanos se sientan como si estuvieran a la vuelta de la esquina. Si volamos dos veces más rápido, el mundo se vuelve dos veces más pequeño.

Que sea el primer jet supersónico de desarrollo independiente no significa que sea el único proyecto de este estilo en progreso, pero sí es el más veloz. La aviación comercial no ha llegado todavía a la velocidad Mach 2,2 planificada para XB-1, el avión civil más rápido de la historia. Como antecedente, podemos nombrar el Concorde, ya que al igual que este avión supersónico para el transporte de pasajeros, XB-1 volará exclusivamente por rutas transoceánicas. La innovadora creación no tardará en llamar la atención de las aerolíneas del mundo, como Japan Airlines y Virgin Group, que ya hicieron pedidos anticipados e importantes inversiones para su desarrollo.

De chicos lo hemos soñado e imaginado, pero en algunos años esto se convertirá en realidad. Boom llegó para cambiar el panorama: el futuro es supersónico. Si te digo que podés viajar a donde quieras a la mitad del tiempo, ¿a dónde irías?

Chequeá también las iniciales del mejor deportivo del mundo