El Destino


Marrakech

Mejor época para ir

De septiembre a mayo

octubre 4, 2018

Una infinidad de pequeñas callecitas componen la el interior de la antigua ciudad medieval, o mejor dicho, la medina. Allí, dentro de esta ciudad amurallada, vive inquieto el espíritu colorido de Marruecos.
Intrigante y fascinante a la vez, Marrakech se caracteriza por el color rojo en toda su arquitectura. Al caminar curioso por sus calles, te encontrarás con inmensas y majestuosas estructuras, palacios y salones sin salir a buscarlos intencionalmente. Una característica muy atractiva que encontrarás en cada uno de los ambientes será el uso de azulejos a modo de mosaicos que dan color y belleza al interior de los espacios.
La plaza central, conocida como Jemaa el Fna, es una parada obligada para los turistas. Una feria que nos ofrece más de lo que podemos alcanzar a ver con los ojos. Espectáculos en vivo, serpientes que bailan al ritmo de las flautas y monos curiosos que se posan sobre los hombros para una foto, estas son algunas de las excentricidades que podrás encontrar allí. Eso que crees ver únicamente en películas tiene un lugar del cual inspirarse.
Al salir de la medina aparece un Marrakech arrasado por la modernidad de los tiempos actuales, sin dejar de evidenciar su personalidad y esencia tan características.
Sin importar en qué lado de la ciudad esté situado tu hotel, la cultura marroquí es fabulosa y pintoresca donde quiera que estés.