¿Qué hacer?


Sacra di San Michele

octubre 4, 2018

La región de Turín aloja en sus tierras una imponente construcción colmada de historia y sumergida en un paisaje único. Sobre el Monte Pirichiriano, en el Valle de Susa, se elevó la Sacra di San Michele construida entre el año 983 y el 987. Sus paredes rocosas alojan pinturas, esculturas de carácter medieval, importantes salones y una infinidad de escalones que invitan a perderse en sus caminos.
La abadía de estilo gótico forma parte de la ruta de peregrinación dedicada al arcángel San Miguel, entre el Mont Saint-Michel en Normandía y el Monte Sant’Angelo en la región de Apulia. Estos santuarios componen tres de los cinco puntos dedicados al santo ubicados en línea recta y con una distancia de aproximadamente 1.000 kilómetros entre cada uno, desembocando en Jerusalén.