#muyMustique


#TBT: Ella es Agustina Marzari Bobbio o @imqueena_ como te guste más

octubre 3, 2019

Ella es la auténtica personificación del término “it girl”. @ImQueenA es la cordobesa que llegó a Buenos Aires para conquistar a los fashionistas con su estilo y autenticidad. Todo empezó con un blog algunos años atrás y hoy tiene casi 100k seguidores en Instagram que se consagran como su “Guti squad”. Te invitamos a leer la entrevista que hicimos con Agustina Marzari Bobbio en 2014 y divertirte con las historias de cómo empezó su carrera.

Nombre: María Agustina Marzari Bobbio

Diseñador: Belén Amigo
Lugar: Nueva York
Básico del ropero: Chupín negro y vestido negro
Asignatura pendiente: Vivir afuera
Tu mejor talento: La labia
Libro: Caballo de Fuego de Florencia Bonelli
Mujer que te inspira: Mi mamá
Una Película: Intouchables (Francesa)

¿Desde cuándo te interesa el tema de la moda?
De chica siempre jugaba al fútbol, estaba con los hombres y me vestía con ropa de fútbol. Mi interés por la moda fue gradual, cuando terminé el colegio sabía que me divertía, pero no sabía cómo expresarlo. Estudié diseño y expresión pero me di cuenta que era muy aburrido, muy chato. Ahí empecé con el blog.

¿Cómo surgió el tema del blog?
Fue un poco por mi mamá que siempre está muy arreglada… El blog fue un modo de expresión. Yo hago teatro, también canto y era un lugar donde podía expresar las tres cosas juntas. Empezamos con el equipo que tenemos a grabar videos, no solamente en un estudio de grabación, sino en diferentes locaciones. A hacer cortos y generar contenido. Hacer producciones me aburría, una cosa es que vos conozcas tu cuerpo y tengas un estilo y otra cosa es que diseñes vos la prenda. Son dos cosas muy distintas, además soy pésima dibujando, por eso mi camino no estaba ahí.

¿Quiénes conforman el equipo?
Mica, es la editora y Juani es el fotógrafo. Florencia nos ayuda en todo lo que es prensa. Y ahora tenemos un equipo de producción que son tres chicos que nos hacen el video, armamos la idea y ellos lo llevan a cabo.

Ahora se viene una etapa más audiovisual, ¿no?
Claro, se viene lo que más me gusta. Cantar y hacer un video con las distintas marcas que nos acompañan.

Lo mejor de cada Fashion Week …
Cada uno tiene un estilo completamente distinto. Milán y Paris son mucho más arriba y Nueva York tiene esa cosa de tendencia, mucha zapatilla, mucha pancha, estilos completamente distintos. Londres es raro. En Fashion Week cada uno va y muestra un estilo, es como ir a mostrarte y que te aprueben o no. Tenes miles de fotógrafos que están buscando lo que se viene. Lo que me encanta del Fashion Week es que todo el mundo sale a la calle mega lookeado, es tu momento.

¿Con cuál te quedarías?
Me quedo con Milán.

¿Por qué?
Porque los desfiles de Dolce y Prada estuvieron particulares. La gente era súper cálida, había muchos amigos y era un clima más familiar. De todos modos, Nueva York es mi lugar para vivir.

Si tuvieras que estar en una pasarela, ¿quién te gustaría que te convoque?
Prada y Chanel, porque las estructuras que hacen para los desfiles son espectaculares.

¿Cómo te definirías?
Muy amiguera, muy mamá de mis amigos. Muy temperamental, tengo mi carácter, pero soy muy sensible también. Me impongo si me tengo que imponer, pero las cosas me llegan y me impactan también.

¿Cómo es un día de Guti?
Me levanto temprano porque si no siento que pierdo el día. Voy a entrenar y si tengo alguna nota o producción, lo hago. Si no tengo que laburar voy al spa o al dermatólogo donde me hago tratamientos.

¿Cómo es tu rutina de belleza?
No soy muy rutinaria, soy fiaca en ese sentido. Voy al dermatólogo, ahora empecé a cuidarme más la piel, una vez que te ves bien la cara no hay vuelta atrás. Si estás mal no hay retorno. Me exfolio el cuerpo una vez cada 15 días, pero no me pongo muchas cremas ni nada por el estilo.

¿Qué pensás del concepto moda?
Yo no soy moda. Tengo un estilo y lo sigo manteniendo, obviamente que vas switecheando de acuerdo a cómo te despertas y cómo te sentís vos. Si te sentís increíble te pones un outfit, si al otro día te levantás mal o te sentís hinchada te pones algo totalmente distinto, pero siempre sigo una línea. Nunca me vas a ver con estilos totalmente distintos, aunque obviamente que con mi estilo me divierto. Puedo estar con chatas o zapatillas pero no me salgo de una línea. No me lo pongo porque está de moda, sino porque me queda bien y me tiene que gustar.

¿Cómo definís tu línea de estilo?
Soy clásica pero dentro de todo juego con los colores, con los zapatos. Tuve una época en que usaba muchos accesorios, ahora ya no tanto salvo el reloj que lo tengo puesto siempre y algún aro, pero mi estilo es bastante clásico.

Un consejo para vestirse todos los días…
La clave para mí es una calza engomada con una camisa blanca y unas lindas chatas o zapatillas cancheras para estar cómoda. Y después con ese outfit te subís a unos tacos y te pones la boca roja y ya estás. Es un outfit para el día y para la noche.

Si te casaras, ¿quién te haría el vestido?
Si estuviera por casarme, el vestido me lo haría Belén Amigo, con quien me visto siempre. Aunque también quizás viajaría y me lo compraría afuera.

¿Qué no negociarías nunca de una relación?
La libertad. Yo tengo mis tiempos, mis cosas, mis amigos. Tengo amigos hombres, más hombres que mujeres. Yo cuándo entro a una relación me muestro tal cual soy. Siempre soy igual, me gusta salir, me gusta tener amigos, me gusta divertirme. Considero que los amigos hombres son mil veces mejores que las amigas mujeres y nunca negociaría la libertad.

Si todos los referentes de moda se juntaran, ¿qué les recomendarías teniendo en cuenta todo lo que viste afuera?
Yo no considero que estoy apta para ser teacher de alguien. Yo tengo un estilo y hay gente que le gusta y me sigue y saca ideas de outfit de cosas que voy armando. Yo conozco mi cuerpo y me doy cuenta qué me queda bien y qué no.

¿Qué tiene de distinto tu blog a la mayoría de los que existen en la Argentina?
Lo que nos diferenció es que usamos marcas de afuera y cubrimos mucho lo que pasa afuera y no tanto lo local. No estoy mirando lo que hace el de al lado. No estoy pendiente de lo que hacen los otros, me parece que cada una tiene su estilo, cada una con sus marcas, con su público. No me gusta compararme con el resto.

 

(Esta nota fue publicada en la edición primavera 2014 de Revista Mustique)