Viajes


¡Ya sabemos cuáles son los tres destinos más exóticos del mundo!

abril 4, 2019

Vivimos en mundo lleno de rincones por descubrir. Acá te acercamos tres ciudades que si no conocés, tienen que entrar en tu wish list de viajes por concretar.

Chefchaouen, Marruecos

Su nombre ya genera intriga, pero su color nos da ganas de viajar hasta esa recóndita ciudad de Marruecos para ver en vivo y en directo su singularidad. Chefchaouen, también conocida como Chauen, es una ciudad completamente azul. No hay una acertada forma de conocerla, porque lo mejor es perderse en sus angostas calles empedradas. A la vuelta de la esquina, siempre habrá una puerta de un taller de marroquinería o tienda de algún residente de la ciudad donde te podés llevar un suvenir para decorar tu casa.

Chefchaouen se encuentra en las inclinaciones de las montañas de Rif, de manera que la ciudad cae con su color azul hasta tierra firme. Así que verla desde las alturas es un gran plan en tu itinerario turístico por la ciudad azul. Para ese momento, seguro ya te sorprendió, pero al llegar ahí, ¡te va a generar mucho más!

 

Bagan, Birmania

En su horizonte asoman las puntas de exóticos (e incontables) templos que no vas a ver en ningún otro lado. Hay uno, completamente dorado: es la pagoda Shwezigon; otros más altos, como el Templo de Ananda; y otros simplemente son fascinantes de conocer como lo es el Templo Htilominlo. Y esas son tan solo algunas de las construcciones budistas que se pueden ver en Bagan. La que supo ser la antigua capital de algunos reinos de Birmania, hoy es un destino sumamente exótico y poco concurrido por el turismo internacional.

Curiosamente, la gran mayoría de sus calles son de tierra y los autos no abundan por la zona, entonces la bicicleta es una buena compañía para recorrer Bagan. Y desde ahí, nada mejor que explorar en dos ruedas los rincones y curiosidades que esconde la ciudad asiática. Eso sí, evitá ir en verano para no morir derretido del calor. ¡Y cuidado! Porque Bagan te va a enamorar.

 

Tibet, China

Esta es la región más alta de la tierra por excelencia y eso la convierte en “el techo del mundo” según los viajeros aficionados. Ubicada al noroeste de los Himalayas, Tibet se eleva divinamente sobre el resto de las ciudades mortales de Asia. Y si bien hay mucho por ver y descubrir, su simple existencia es un espectáculo turístico.

Si sos curioso y aventurero, Tibet es un buen destino para vos. El Potala es lo primero por ver (e imposible de no ver). Este imponente templo fundado en el siglo XVII, está construido sobre la montaña Huangshan y fue declarado Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO en 1994 por su impactante dimensión. El Potala ha sido la residencia de los Dalai Lama durante largas décadas hasta su exilio a la India, por lo que emana una importante carga religiosa. El frío, la altura y la cultura van a hacer de Tibet una joya en tu colección de viajes.